Make your own free website on Tripod.com
Home | Decretos de proteccion | Grupo Metafisico Sol Interior - Miembros Fundadores | DIAS DE REUNION DEL GRUPO SOL INTERIOR | Enseñanzas del 4to Camino | Galeria de Maestros Ascendidos | Maestro Saint Germain | Galería de Arcangeles | LIBROS PARA BAJAR | Enseñanza de la semana
Buddha

Grupo Metafisico Sol Interior

Esta instrucción es para estudiarla, como preparación, un día durante el mes de abril, ya que el Festival de Wesak se celebra el día exacto de la luna llena de mayo, asistiendo todos vestidos de color blanco o naranja. Primero: leyendo esta clase y explicándola. Segundo: haciendo Los Votos del Iluminado que aparece en el Poderoso Libro de los Servicios, y tercero: cenando todos juntos al final de la ceremonia con la comida que hayan preparado los estudiantes.

El Señor Gautama Buddha después de desarrollar la conciencia de Nirvana siguió su labor de servir a la humanidad, y todos los años en la luna llena de mayo, fecha en que se conmemora el aniversario de su nacimiento, iluminación y ascensión, por voluntad propia baja a la tierra y se hace visible a la mirada de miles de peregrinos que se aglomeran en el valle de Wesak, ubicado en el continente asiático. Muchos han visto, como flotando en el aire, la majestuosa figura de Lord Gautama Buddha completamente iluminada con un aura tan grande como la tierra misma e irradiando de su rostro una sonrisa plena de bendiciones y colmada de una Resplandeciente Luz Dorada.

Millones de buddhistas y discípulos de diversas agrupaciones, religiones y filosofías, en diferentes partes del mundo, se reúnen el día del plenilunio de mayo en templos, casa y parques, para dar su amor y devoción a este Gran Ser que le señaló a la humanidad el logro de la Iluminación y Liberación y fue textualmente la encarnación de la Sabiduría Divina.

Después de la Ascensión del Bienaventurado Gautama, la tristeza de sus discípulos fue tan grande y la demanda amorosa de sus corazones tan poderosa, que El logró la concesión para aparecer una vez al año ante sus discípulos en su cuerpo de gloria sobre el valle de Wesak en el Tibet. Y desde entonces, por espacio de 2.600 años lo ha venido realizando ininterrumpidamente el día de la luna llena de mayo, conocido como el Festival de Wesak.

Este año 1985 en que la Tierra ha sido bendecida por recibir como Espíritu Envolvente del año al Señor Amida Buddha, el Festival de Wesak estará revestido de un poder especial sin precedentes a los anteriores festivales.

Amida fue el Ser que caminó a través del Señor Gautama durante Su Ministerio en la tierra y penetró dentro de El, en aquel memorable plenilunio de mayo cuando estaba sentado bajo el árbol Bodhi, en la hoy conocida ciudad de Boddhgaya en la India. Amida, Supremo Buddha de Luz Infinita, hizo descender al corazón de Gautama un Rayo de su Ser Cristalino viviente en el Nirvana Cósmico de la Tierra Pura del Esplendor sin Límites.

A partir de hoy y para siempre descenderá el Señor del Mundo, el Bienaventurado Siddharta Gautama, El Buddha, sobre la ciudad donde se celebre el Festival de Wesak. Esto será gracias a que con El vendrá e irradiará desde su corazón la Gloriosa Presencia de Amida Buddha rodeado de la Suprema Corte Cósmica de miles de Iluminados de la más recónditas zonas Celestiales (silencio).

Inclinando nuestras cabezas, aceptamos de corazón la túnica azafrán de renunciante que El nos ofrece, como supremo regalo para que nos sumemos a su Hermandad Espiritual y así cantar al unísono con todos los chelas e Iluminados del mundo. "YO SOY" LA ILUMINACION. "YO SOY" EL CUMPLIMIENTO DE LA LEY. "YO SOY" EL GRUPO.

Consagramos nuestra Luz en la expansión de la Consciencia Búddhica y el Amor Compasivo sobre todo el género humano y no permitamos jamás que la vestidura de Iluminación se rasgue, ya que en su uso y cuidado está comprometida la salvación de la humanidad. "YO SOY" la Iluminación viniendo del destellante Centro de Luz del Universo. En expansión consciente de "YO SOY" la Tierra Pura del Esplendor sin Límites, Iluminando cada partícula dentro del cuerpo del Absoluto.

Se incluye a continuación una síntesis de la descripción que dan los Maestros Ascendidos del Festival de Wesak.

JUSTIFICACION

Los místicos siempre han transformado e interpretado la palabra de Dios para los pequeños hombres. Así El Señor Gautama, en su nuevo estado como Señor del Mundo, ha accedido a los reinos de conciencia y vibración mucho más allá que cualquiera de las consciencias más iluminadas que un ser limitado podría esperar alcanzar. Por medio de este mismo servicio de transformación, El Señor Gautama desciende dentro de la atmósfera baja de la Tierra y envía hacia todas partes estas emanaciones para cubrir la Tierra, su gente y el reino de la naturaleza.

El Señor Buddha dijo que durante tanto tiempo como los Hijos de la Tierra, por sí mismos, desearan la misericordia para toda la vida, El permanecería en la atmósfera de la Tierra, continuamente, y así superar la crisis espiritual de nuestro planeta que debe pasar con éxito, a fin de calificar para su ascensión en la luz. En la noche de luna llena, en el místico mes de mayo, peregrinos, particularmente de toda Asia y algunos pocos buscadores espirituales de otras partes del mundo, se reúnen para recibir las bendiciones y gracias del Amado Señor Gautama Buddha, cuya visita anual trae mucha de la sustancia espiritual y sutiles éteres divinos de los reinos más altos a la atmósfera de la Tierra, para que puedan ser asimilados por la conciencia de la raza humana que evoluciona.

A todo gran Avatar y Maestro Mundial le es permitido desarrollar algunos medios para transmitir su propia corriente de bendición hacia los seguidores de su fe que aún permanecen en el mundo de las formas. Esta comunión espiritual difiere con cada religión, la cual es establecida como una particular efusion de bendición cósmica, para nutrir las almas de los hombres. En el caso de Lord Gautama Buddha, su efusión de conciencia espiritual en las almas receptivas de los hombres, tiene lugar una vez cada año en la época de plenilunio. La concentración de Su Presencia es enfocada a través de la India, el país de su ministerio, a los hijos de la Tierra.

Desde que El Señor Gautama ha accedido a la exaltada posición de Señor del Mundo, la celebración del Festival de Wesak ha adquirido un nuevo significado. En Su aumentado poder y gloria, mientras Su luminosa figura aparece sobre el Valle de Wesak, absolutamente todos los momentums acumulados por el Señor Gautama que le han permitido ocupar la posición de Señor del Mundo, son esparcidos entre los peregrinos asistentes a este Festival de Wesak, y a través de ellos, a todas las evoluciones en la Tierra y su atmósfera. No nos olvidemos de dirigir nuestras conciencias, mentes y sentimientos hacia esta efusión particularmente significativa del Señor Gautama cada año.

LLEGADA

El lugar de celebración del Festival de Wesak es cambiado año tras año, a fin de permitir, particularmente, a propicias corrientes naturales favorables para cooperar con la visitación. Nunca se ha dado una invitación externa para estar presente en esta ceremonia cósmica. La brújula y guía de los muchos miles, quienes emprenden la peregrinación al Valle de Wesak, es el corazón inquieto por las despiertas percepciones del alma. De todo el mundo vienen chelas guiados por la brújula del propio amor de su corazón, los peregrinos siguen su camino hacia el Valle de Wesak para la celebración del regreso anual del Señor Gautama Buddha. No hay ningún mapa, guía, ni seguridad de éxito final en alcanzar la meta. Cada hombre depende completamente de los impulsos de la Llama de su propio corazón y lo sigue por las intransitables montañas tibetanas, a través de las arenas ardientes e interminables del desierto, por las selvas y ciénagas de la India, y cada uno, de acuerdo a su habilidad para escuchar y seguir las insinuaciones de su propio corazón, encuentra éxito o fracaso en su jornada.

Por cada uno de aquellos pocos que lo encuentran, miles lo han buscado por toda una encarnación entera, en vano. Por cada uno de los peregrinos suficientemente afortunados de llegar a la presencia de los Maestros, miles regresan a sus casas desilusionados, pero el mismo hecho de que ellos hayan hecho la peregrinación, según el caso, ha bendecido sus corrientes de vida y ha construido el momentum que un día será suficientemente grande para garantizarles una audiencia con los Benditos.

Por varias semanas antes de la llegada de la luna llena en el mes de mayo, los peregrinos dirigen sus pasos hacia la meseta en los norteños declives de los Himalayas, donde la ceremonia esotérica tiene lugar. No es necesario estar presente en cuerpo físico para compartir la gran bendición, la cual es para toda la humanidad, pero aquellos privilegiados de estar concientes del festival pueden disponer sus conciencias y dirigirlas hacia la reunión para que la totalidad de estos potentes ímpetus espirituales entren dentro de la misma alma y haga de cada uno, un centro localizado de la fuerza del Buddha en su propio ambiente y nación, donde quiera que se encuentre.

Durante veinticuatro horas antes de la noche de luna llena las tiendas de los nómadas y peregrinos empiezan a elevarse sobre la meseta, llenan la planicie, y cerca de una hora antes de la luna llena, los inmensos grupos de Benditos, los Maestros de Sabiduría, comienzan a arribar, reunirse, meditar y mezclarse entre la gente y prepararse para la visitación.

Mientras arriban los peregrinos, ustedes pueden ver sus tiendas de yak, mientras se ocupan a sí mismos de sus abluciones personales, cada uno preparándose conforme a su propia capacidad para recibir la bendición del Señor.

Los grandes seres angélicos y constructores de la forma, supervisan la actividad espiritual y Grandes Seres en los puntos cardinales del valle -norte, este, sur y oeste- magnetizan a los peregrinos en el Rayo de Chamuel mediante el aumentado impulso al corazón.

PREPARATIVOS

Todos los interesados pueden tomar sus lugares junto con la Gran Hermandad Blanca, para honrar la presencia del Buddha y convertirse en griales, para llevar su bendición hacia sus hogares, actividades y ambientes.

Los preparativos son realizados por los chelas concientes, quienes arman el altar de piedra, traen un cuenco dorado puro y lo llenan con hermosos lotos de Oriente, en honor a la venida del Señor Gautama.

APARICION

Finalmente el Señor Maitreya toma su lugar delante del altar, que ha sido bellamente decorado con flores locales de esa vecindad, el loto, la lila y el azafrán de las montañas.

El Señor Maitreya, llevando el Cetro de Poder de Shamballa, aparece en la mística meseta, y los rayos de la luna llena iluminan el altar de lotos y azucenas, que se reflejan sobre las blancas vestiduras de la Hermandad, mientras los chelas estan reunidos en sus cuerpos físicos o internos.

Cuando el Señor Maitreya, el sucesor elegido del Señor Buddha, aparece, todos saben que el supremo momento de la invocación ha llegado. El Señor Maitreya hace la oración de invocación, y repentinamente la gran figura del Señor de la Luz llena el cielo. Su aura es como un arco iris universal, tornasolado con cada color, haciendo de la noche un brillante amanecer. Todos los Maestros y peregrinos, se inclinan delante de El, y la "dulce unción desde arriba" fluye hacia abajo dentro de los corazones más humildes. Maitreya exclama: "Oh, dulce hermano, Señor del Amor, quien no puede olvidarnos nunca, bienvenido seas. Verdaderamente muy bienvenido eres Tú y Tu bendición."

El Señor Buddha aparece junto con Ánanda, y bendice a toda la augusta compañía allí reunida con su visible y tangible Presencia Maestra Ascendida y su sentimiento del amor de Dios y la naturaleza de Dios, encarnados en su bendito Ser. El Gran Señor Buddha, en su Cuerpo de Luz Ascendido, se sienta ante el trono de loto, emanando un amor que fundiría una PIEDRA. Los peregrinos forman una fila ante El, mientras el Señor Gautama pone su mano sobre la cabeza de cada uno, y en esa gran bendición amorosa impersonal, les da un TOQUE DEL SENTIMIENTO de lo que es el cielo, y ellos NUNCA se olvidarán de El. Ustedes ven, el Señor Buddha se ha elevado a una conciencia que ninguno de nosotros ha logrado TODAVIA, y ustedes saben la frase en el mundo ortodoxo, "El viene arrastrando nubes de gloria". Es una verdad, esa esencia dulce y sutil que unge dulcemente, ese bello elixir de la propia respiración de Dios que se siente cuando es exhalada de su cuerpo y se une a él y al toque de su mano en la postración de los peregrinos ante El en su aura, para un recuerdo instantáneo del Padre, lleva el alma con paz y una sed de beber de nuevo y sentir, otra vez, esa felicidad.

Mientras la Amada Lunara resplandece Sus rayos de luz en, a través y alrededor del planeta Tierra, al tiempo que el poderoso Neptuno, en cooperación con Lunara, alcanza la cima de su capacidad en esta hora, para unirse con Lunara y los cuerpos emocionales de la humanidad y ángeles aprisionados y vida elemental, quienes en todas partes sostienen en alto los cálices de su conciencia, el Señor Gautama se convierte en la unión conciente entre estos dos grandes seres y su reino elemental, trayendo luz dentro del mundo.

El Señor Gautama dirigiéndose la gente les dice: ¡Amores de mi corazón, mi dulce gente! ¡Yo SE lo que ustedes serán, yo SE lo que USTEDES SON! Yo conozco el deseo de confortamiento que está dentro de ustedes, y a cada oportunidad en los niveles internos que Yo recibo, los sostengo en Mi abrazo, cargándolos con esa confianza en su habilidad de manifestar ese Cristo Propio en acción. Yo doy mi bendición como Señor del Mundo, a cada miembro de la Gran Hermandad Blanca espiritual, y a cada individuo que haya hecho el esfuerzo para estar aquí en persona o a través de la conciencia proyectada, acelerando, por el poder de Mi luz, los centros de luz en el corazón, la cabeza y la mano. YO SOY la Luz del Mundo, YO SOY la Luz del Mundo y esa luz está permanentemente anclada en ustedes desde Mí, como ustedes son la luz del mundo, en Mi nombre, en el nombre del Señor del Mundo.

Mientras la luna llena se eleva sobre el Valle de Wesak, Lord Maitreya y toda la Jerarquía Espiritual se inclinan ante la Luminosa Presencia de Lord Buddha, que se materializa en la atmósfera, por sobre la asamblea entera. Luego, Lord Maitreya eleva el cuenco dorado con agua desde el altar y todos los peregrinos reunidos elevan las vasijas que trajeron consigo. Una bendición y esencia espiritual fluye hacia todos desde el Amado Buddha. Los miembros de la Hermandad se acercan a Lord Maitreya en el orden de su admisión y toman un sorbo del agua así consagrada, y los peregrinos también beben de los suyos, llevando el resto a casa, a quienes aman.

El Noble Octuple Sendero, como lo enseñó Lord Buddha, puede bien ser ponderado y adoptado hoy por el fervoroso chela, pidiendo que la Iluminación de las verdades que están dentro de él, sean dadas a cada uno como una guía práctica para el diario vivir: recta comprensión, recto pensamiento, recta palabra, recta acción, recto medio de vida, recto esfuerzo, recta atención, recta meditación.

¡Oren con nosotros para que todos aquellos que son fervorosos, honestos y sinceros puedan encontrar su camino a ese valle! Esa es la voz de Asia, esa es la plegaria en el corazón de miles, que la Llama en sus corazones los pueda guiar a la presencia de su Señor.

Rubén Cedeño